Maha love

€117.00Precio

Este es uno de los "Super-power mala" de nuestra colección! Integra en sus 108 cuentas un conjunto de gemas de excepcional poder energético. De una delicada apariencia, es en verdad un mala cargado por una fuerza sutil que trabaja con los chacras superiores y el aura (octavo chacra), sanando y proyectando nuestra capacidad de comunicar desde el corazón, comprender, amar y conectarse al Todo.

 

Aguamarina - Es una gema muy tierna, de calma serena. Desarrolla la comunicación, Integradora de mente -cuerpo - espíritu. Libera el miedo y la desorientación. Estimula la curación. Aporta paz, coraje, purificación, amor. Trabaja sobre le tercer chacra, el quinto y el sexto.

 

La rodonita estimula el amor a través de las cosas simples, las que a veces nos pasan desapercibidas. La rodonita es un cristal que aporta sanación emocional y libera la energía bloqueada en el chacra cardíaco. Es la gema ideal para traer paz a las relaciones más difíciles, estimulando el perdón, la aceptación y el amor incondicional hacía los demás.

 

La Fluorita: Es una gema protectora a nivel psíquico. Se dice que es una piedra multidimensional que genera los mejores logros de la mente y la pone en armonía con el espíritu. Ayuda a la comprensión de las leyes que rigen el universo; potencia el efecto de la meditación y una comprensión profunda de uno mismo. Es un cristal suave, muy delicado que hay que cuidar. Es un cristal blando que hay que proteger de golpes. Alinea todos los chacras. Limpia y estabiliza el campo áurico.

 

El Olivo es un árbol considerado sagrado en muchas religiones y culturas. Es un símbolo de sanación, de longevidad, resistencia, prosperidad y renovación. En la antigua Grecia simbolizaba también vitoria.

 

La cuenta gurú es un corazón tradicional de plata dorada en filigrana. Este es un trabajo artesano tradicional creado en Portugal. La filigrana es un arte milenario que resulta del aprovechamiento de hilos de metal, habitualmente oro y plata, que quedaban sin uso después de hacer otras piezas. Requiere precisión, entrega y mucha pasión.